PLANTA RÍO CAUCA, 60 AÑOS SUMINISTRANDO AGUA DE CALIDAD A LOS CALEÑOS

Hoy suministra agua al 20% de los caleños. Fue puesta en operación el 3 de julio de 1958 con una capacidad de 1,0 m3 por segundo, hoy su capacidad es de 2,5 m3 por segundo.
miércoles, 11 julio 2018


Hoy suministra agua al 20% de los caleños.

Fue puesta en operación el 3 de julio de 1958 con una capacidad de 1,0 m3 por segundo, hoy su capacidad es de 2,5 m3 por segundo.

En breve será sometida a modernización en algunos de sus procesos, lo que le dará más eficiencia.

 

Desde finales de la década de los años 40 comenzaron a instalarse en Cali, gracias a su cercanía con Buenaventura, grandes industrias, especialmente extranjeras; desarrollo que trajo a la ciudad gran cantidad de migrantes que veían en esa pujanza industrial una oportunidad de vida.

Ese aumento repentino de la población hizo que la ciudad comenzara a expandirse y surgieran nuevos barrios y asentamientos, especialmente hacia el sur y el oriente, lo que le planteó un reto enorme a la naciente empresa de servicios públicos: garantizar el suministro de servicios, principalmente agua potable a los nuevos desarrollos urbanos, ya que hacia 1950 la planta de San Antonio no era suficiente para atender a los 250.000 habitantes que tenía la ciudad.

Hacia 1952 se planteó la construcción de una nueva planta de potabilización con capacidad suficiente para garantizar el suministro de agua a la nueva ciudad durante varios años y se optó por tener como fuente el río Cauca.

En 1953 se inició la construcción de la boca toma en el Sector de Puerto Mallarino, cinco kilómetros aguas arriba del sitio en el que hasta años antes operó el puerto pluvial en el que atracaban vapores de carga y pasajeros.

La planta de tratamiento se construyó dos kilómetros más hacia la ciudad, en inmediaciones de lo que hoy es el barrio La Base. El agua captada del Cauca es conducida a través de dos grandes tubos de diámetros de 45 pulgas y 40 pulgadas, en donde se lleva a cabo todo el proceso de potabilización y suministro a la ciudad mediante bombeo.

La planta Río Cauca fue puesta en operación el 3 de julio de 1958 con una capacidad de 1,0 m3 por segundo. Desde ese momento fueron construidas dos grandes redes de conducción, una para abastecer el sur y el oriente de la ciudad; la otra para abastecer el norte. Así entonces, el suministro de agua en Cali quedó dividido en dos redes; la alta, abastecida por las plantas San Antonio y la baja, desde la planta Río Cauca.

Allí también funciona el laboratorio de operaciones en el que se lleva un control permanente de la calidad del agua que llega desde la bocatoma y de la que se envía a la red después del proceso de potabilización.

También, desde ese momento se marcó norte para el futuro desarrollo y crecimiento de la ciudad.

En 1958, año de la inauguración de la planta, los maestros Hernando Tejada y Lucy Tejada decoraron sus muros dos hermosos murales. “La Gota de Agua”, autoría de ‘Tejadita’ es un fresco, que en una pared de 16 metros cuadrados, en el cuerpo desnudo de una mujer representa las gotas de agua. El otro mural, pintado por Lucy Tejada adorna un muro de 60 metros cuadrados.

En 1968 la planta se amplió a 2,5 m3 por segundo y en el 2011 varios de sus procesos fueron automatizados para hacerla más eficiente y reducir el nivel de pérdidas operativas.

Hoy la planta de potabilización de agua Río Cauca, 60 años después de su puesta en funcionamiento por parte del entonces ministro de Salud, Juan Pablo Llinás, y del gerente de Empresas Municipales de la época, Nicolás Ramos, suministra agua potable de óptima calidad al 20% de los caleños.

Aunque muchos de sus procesos están automatizados, en la planta Río Cauca es operada por 54 personas entre profesionales, técnicos y operarios, con tecnologías de tratamiento convencional, compuesto por aplicación de carbón activado, desarenación, precloración, coagulación, clarificación en reactores de manto de lodos, filtración, postcloración y estabilización química con cal.

Actualmente, se encuentran en desarrollo los estudios de ingeniería de detalle para flexibilizar la bocatoma, optimizar la desarenación y la clarificación, modernizar la filtración y los sistemas de dosificación de productos químicos tales como cloro y cal.

Gracias a la amplia población arbórea, los predios de la planta Río Cauca son hogar y refugio transitorio de centenares de aves autóctonas y migratorias como loros, torcazas, gavilanes, carpinteros y azulejos, entre otras.