Control de las pérdidas en energía debe ser continuo

6/12/23 11:21

 

Alumbrado Navideño

 

El comportamiento de las pérdidas de energía y los controles que implementan las empresas del sector con miras a reducirlas o evitar que se incrementen, es uno de los indicadores fundamentales que tienen en cuenta los organismos de regulación y vigilancia para calificarlas en términos de eficiencia, rentabilidad y estabilidad general del sistema.

Cualquier desviación que represente aumento en las pérdidas de energía, genera alertas que deben ser investigadas y corregidas por las empresas, so pena de recibir sanciones o multas por parte de la Comisión de Regulación y organismos de vigilancia y control.

Esas pérdidas originadas por usos irregulares, conexiones ilegales y fraudes, generan costos adicionales que afectan la rentabilidad y estabilidad en la operación de la empresa de servicios públicos más importante del suroccidente del país.

Adicionalmente, cuando el comportamiento en aumento de las pérdidas obedece a la inactividad de las empresas en el control de los fraudes y la no desconexión de usuarios en mora, se corre el riesgo de carecer de recursos para invertir en cobertura e infraestructura.

Con el objetivo de garantizar eficiencia en la prestación del servicio a los usuarios (hoy tenemos la tarifa más económica entre las principales capitales de Colombia), desde marzo de 2023 la Unidad de Control de Energía de Empresas Municipales de Cali-Emcali, inició el diseño de las condiciones y términos de referencia de la convocatoria para el contrato de normalización. El mismo comprende, entre otras actividades, el control y reducción de pérdidas no técnicas de energía; localización y normalización de irregularidades; instalación de nuevos servicios; gestión de suspensiones, cortes, reconexiones y reinstalaciones en el área de influencia y cobertura.

Los trámites administrativos y legales internos culminaron el 23 de noviembre de 2023, para generar, a través de la Gerencia de Abastecimiento Empresarial, la invitación pública 900-IPU-0794-2023.

El objetivo se centra en garantizar la ejecución de dichas actividades de control de pérdidas, teniendo en cuenta que el contrato existente tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023 y que en 2016 la Contraloría General configuró un hallazgo a Emcali, por no haber garantizado la continuidad de las actividades del plan de pérdidas entre julio y septiembre de ese mismo año.

Gracias a las acciones implementadas por Empresas Municipales de Cali para garantizar permanencia en las actividades de control al fraude, hoy las pérdidas de energía están muy por debajo de la media nacional.

Importante resaltar que el proceso contractual fue estructurado por un equipo de ingenieros, economistas y abogados, con amplia experiencia en la empresa, teniendo en cuenta que este proyecto debe ser ejecutado para garantizar la operación de Emcali a partir del 1 de enero de 2024, cumplir con el contrato de condiciones uniformes con el usuario y evitar sanciones de la Superintendencia de Servicios Públicos y de los órganos regulatorios del sector.


Control de las pérdidas en energía debe ser continuo

6/12/23 11:21

 

Alumbrado Navideño

 

El comportamiento de las pérdidas de energía y los controles que implementan las empresas del sector con miras a reducirlas o evitar que se incrementen, es uno de los indicadores fundamentales que tienen en cuenta los organismos de regulación y vigilancia para calificarlas en términos de eficiencia, rentabilidad y estabilidad general del sistema.

Cualquier desviación que represente aumento en las pérdidas de energía, genera alertas que deben ser investigadas y corregidas por las empresas, so pena de recibir sanciones o multas por parte de la Comisión de Regulación y organismos de vigilancia y control.

Esas pérdidas originadas por usos irregulares, conexiones ilegales y fraudes, generan costos adicionales que afectan la rentabilidad y estabilidad en la operación de la empresa de servicios públicos más importante del suroccidente del país.

Adicionalmente, cuando el comportamiento en aumento de las pérdidas obedece a la inactividad de las empresas en el control de los fraudes y la no desconexión de usuarios en mora, se corre el riesgo de carecer de recursos para invertir en cobertura e infraestructura.

Con el objetivo de garantizar eficiencia en la prestación del servicio a los usuarios (hoy tenemos la tarifa más económica entre las principales capitales de Colombia), desde marzo de 2023 la Unidad de Control de Energía de Empresas Municipales de Cali-Emcali, inició el diseño de las condiciones y términos de referencia de la convocatoria para el contrato de normalización. El mismo comprende, entre otras actividades, el control y reducción de pérdidas no técnicas de energía; localización y normalización de irregularidades; instalación de nuevos servicios; gestión de suspensiones, cortes, reconexiones y reinstalaciones en el área de influencia y cobertura.

Los trámites administrativos y legales internos culminaron el 23 de noviembre de 2023, para generar, a través de la Gerencia de Abastecimiento Empresarial, la invitación pública 900-IPU-0794-2023.

El objetivo se centra en garantizar la ejecución de dichas actividades de control de pérdidas, teniendo en cuenta que el contrato existente tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023 y que en 2016 la Contraloría General configuró un hallazgo a Emcali, por no haber garantizado la continuidad de las actividades del plan de pérdidas entre julio y septiembre de ese mismo año.

Gracias a las acciones implementadas por Empresas Municipales de Cali para garantizar permanencia en las actividades de control al fraude, hoy las pérdidas de energía están muy por debajo de la media nacional.

Importante resaltar que el proceso contractual fue estructurado por un equipo de ingenieros, economistas y abogados, con amplia experiencia en la empresa, teniendo en cuenta que este proyecto debe ser ejecutado para garantizar la operación de Emcali a partir del 1 de enero de 2024, cumplir con el contrato de condiciones uniformes con el usuario y evitar sanciones de la Superintendencia de Servicios Públicos y de los órganos regulatorios del sector.